Sekiro Shadows Die Twice Review MejoresJuegosOnline.com

Sekiro: Shadows Die Twice Review





Los combates que nos ofrece Sekiro: Shadows Die Twice son meramente fabulosos y la fuente de gozo de una entrega de esta categoría. Mucho desafío encontraremos en la forma progresiva en que nos van surgiendo los enemigos. Se merece toda nuestra atención, no es ideal para niños y medianamente adictivo.

El combate de Sekiro es demasiado exigente, nos pide que estudiemos a nuestro oponente, que encontremos el momento perfecto para enfrentarlo y que ejecutemos un seguimiento de una fracción de segundo que, si lo hacemos bien, terminará la batalla en cuestión de minutos, o si se hace mal nos aniquilará igual de rápido.

Todo esto puede parecer similar a lo que cualquier otro juego de “From Software” nos ofrece, pero Sekiro empuja estas demandas más allá de lo que Dark Souls y Bloodborne alguna vez hicieron.

Sekiro Shadows Die Twice Review MejoresJuegosOnline.com

Sekiro nos despliega un atributo defensivo llamado “Postura” y lo usa para determinar nuestros compromisos. Los ataques se lanzan en “Posture” y eventualmente atravesarán la defensa, dejando a nuestro enemigo abierto a un “Deathblow” o a que su salud sea atacada directamente, lo que a su vez hace que su “Posture” sea más lenta para recuperación.

Sin embargo, esta es una forma muy extenuante de acabar a los enemigos y, a menudo, contraatacan desafiantemente para hacernos un enorme daño. En cambio, la mejor estrategia que usemos será desviar un ataque antes de que nos golpee.

Para los enemigos de baja categoría, solo se necesitan unos pocos enfrentamientos para seguir el ritmo, pero a medida que se introducen más adversarios, se vuelve más complicado el asunto. Cada uno tiene una variedad de ataques que tienen avisos y tiempos de contraataque específicos, por lo que es vital que pasemos el tiempo en aprender cómo se comportan todos y cómo debemos reaccionar.

Sekiro Shadows Die Twice Review MejoresJuegosOnline.com

Temáticamente, este estilo de combate es coherente con la categoría del juego de una manera que verdaderamente se aprecia. Las batallas se desarrollan en un despliegue movimientos de ida y vuelta, donde el resultado se decide por la calidad de los movimientos, además de ser mortales, rápidos y precisos, como cualquier competencia entre espadachines deber de ser.

Sin embargo, la verdadera prueba de fuego es cuando nos enfrentamos a los enemigos que son jefes de Sekiro. Llamar a estas batallas «desafiantes» es hacerles un cumplido. Los ataques que desatan estos enemigos son mortales, hasta el punto de que un solo golpe puede ser suficiente para matarnos.

Sin embargo, la muerte no significa el final, ya que Sekiro nos da la opción morir pero para reaparecer en un punto de control, o revivir en cierto lugar y continuar luchando. Esta mecánica hace que el juego sea un poco más indulgente al permitirnos recomponernos y volver a la lucha, pero tiene un costo. Cada muerte y cada avivamiento tienen un impacto en el mundo que nos rodea.

Sekiro: Shadows Die Twice está disponible para PS4, PC y Xbox One.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *